miércoles, 24 de marzo de 2010

Asamblea General Ordinaria de las Capas

Foto: Emilio Fraile para La Opinión de Zamora
Ayer se celebró en el Salón de Actos de la Junta Pro Semana Santa la que sería la última asamblea ordinaria de este año, la de la Hermandad de Penitencia.
Según indicó su presidente, Martín Alén, el cambio más grande será la limitación del número de personas en el coro, cuyo 30% deben ser hermanos y el resto invitados. La Hermandad realizará un libro con la composición del coro que estará a disposición del secretario.
La Hermandad contratará un año más a una empresa de seguridad la tarea de averiguar si los cofrades que desfilan son verdaderamente hermanos. Alén informó que debido al gran número de personas que se ausentaron el pasado año, el que falte dos consecutivos será dado de baja y entrará un nuevo hermano aspirante en el desfile del Miércoles Santo.
También se dijo que, seguramente, después de la Semana Santa se supervise y restaure el Cristo del Amparo, única imagen de la Hermandad, ya que posee una fisura en el torso y un dedo roto que fue pegado provisionalmente.
Este año se estrenará un nuevo pendón semejante al incorporado el año pasado, el cual "se dejará para actos oficiales como el Corpus", según indicó el presidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario